VEINTE PROVINCIAS ENFILAN YA LA RECUPERACIÓN INMOBILIARIA 

04/09/14

La recuperación inmobiliaria comienza a calar en cada vez más provincias. Ya hay 20 que enfilan el camino de la 
normalidad, tras siete años de bajadas. Se trata de un escenario mucho mejor que el de 2013, cuando esta cifra era de 
ocho. Así lo constata un informe de Deloitte, en el que se calibra la velocidad de la salida de la crisis del ladrillo según cada 
zona. 
Madrid, Álava, Barcelona, Guipúzcoa, Vizcaya, Navarra, Cantabria, Zaragoza, Lérida, Baleares, Segovia, Valencia, 
Asturias, Huesca, Burgos, Valladolid, Palencia y Soria son, por ese orden, las provincias con mejor nota inmobiliaria, según 
el estudio. Son los territorios a los que más rápido volverá la cotidianidad de las grúas, los visados y las subrogaciones 
hipotecarias. Almería, Ciudad Real, Toledo y Castellón serán las que se recuperarán a más largo plazo, “tanto por la peor 
posición relativa de su coyuntura macroeconómica como por la debilidad de sus fundamentales inmobiliarios, muy 
penalizados por el exceso de oferta”. Este furgón de cola ha pasado de tener 21 inquilinos en 2012 a cuatro este año. El 
resto de zonas (25 provincias) se encuentra en un punto intermedio ‐es decir, se recuperará “en una segunda fase”. 
El informe pone de manifiesto que el contexto es “más positivo que el del último trienio”, pero el mercado sigue 
geográficamente descompensado, de manera que la salida de la crisis residencial tendrá dos velocidades: más rápida en el 
norte y más lenta en el sur. De hecho, 18 de las 20 provincias que saldrán antes de la crisis son septentrionales. Las otras 
dos son Baleares y Valencia. Y ninguna de las provincias meridionales se recuperará en la primera de esas tres fases de 
salida de la crisis inmobiliaria que establece el informe. Deloitte ha cruzado y ponderado “todas las variables que son 
comparables entre provincias”, apunta el director de Deloitte Real Estate, Javier García‐Mateo. Por un lado, factores 
inmobiliarios, como la cantidad de stock por habitante, el porcentaje de ingresos que hay que destinar al pago de la 
hipoteca (estos dos son los datos de mayor peso en el ranking), la ratio de alquileres sobre compraventas y el precio medio 
de los pisos, entre otros. Por otro lado, los datos macroeconómicos que influyen en la demanda: PIB, población, natalidad, 
proporción de personas en edad de comprar vivienda, flujos migratorios, la tasa de desempleo, etcétera. 
En el informe se destaca también que la tasa de esfuerzo medio de los hogares españoles (porcentaje de renta bruta 
familiar dedicada al pago de la hipoteca) ha descendido progresivamente durante los últimos años hasta situarse en el 
33%, “un nivel cercano a las cotas razonables de equilibrio”. Esta disminución se explica por el descenso acumulado del 
valor de los pisos (un 40% desde el comienzo de la crisis). Ese precio medio de la vivienda en España es ya 4,4 veces el 
salario bruto individual, frente a la ratio del 6,1 de media en la Unión Europea. “Ésta es una noticia muy relevante”, apunta
García‐Mateo, ya que se trata de una variable de referencia para los expertos y que en otras circunstancias indicaría el final 
de la crisis inmobiliaria. Pero el mercado inmobiliario español se ve lastrado actualmente por la escasez hipotecaria, lo que
frena la recuperación. “En el momento en el que fluya la financiación la velocidad de salida de la crisis crecerá”, acota 
García‐Mateo. 
(Expansión. Primera página. Página 19. 5 columnas. Editorial en página 2) 


 
   

 
 

Encuentra tu vivienda


Tipo de inmueble:
Zona:
Ciudad:
Estatus:
Operación:
Habitaciones:
Precio:
 
Buscar
BÚSQUEDA AVANZADA

Búsqueda por referencia

 
Buscar
 

Oportunidades
Referencia: ENCV17719
Apartamento
Precio: 149.000 €
Precio: $ 180.290
Precio: 3.144 руб

Referencia: ENCV15719
GUARDAMAR
Apartamento
Antes: 139.000 €   Ahora: 126.000 €
Precio: $ 152.460
Precio: 2.659 руб

Referencia: ENCV1116
GUARDAMAR
Apartamento
Precio: 89.000 €
Precio: $ 107.690
Precio: 1.878 руб

Ver todas las ofertas